viernes, 13 de julio de 2018

La familia

     Ni están todos los que son ni son todos los que están, dice un refrán, y otro dice el que se mueve no sale en la foto.
     Cada vez nos estamos alejando del entorno familiar, la carga de actividades hace que poco a poco nos alejemos de convivir con la familia, los horarios de trabajo y las múltiples actividades diarias nos separan continuamente de una buena convivencia con nuestros seres queridos, y van debilitando las relaciones con todos ellos. A veces aunque tengamos toda la disposición para acercarnos, siempre surge de ultimo momento algo que a veces no es tan importante pero que si le damos importancia para alejarnos de la convivencia con quienes si son importantes.
     Muchas veces nuestra familia es nuestra fortaleza, y hay otras que son ellos los que desean vernos caer, tal vez porque entre familia existe todo, mucho amor, mucho cariño, muchas sonrisas, pero también existe la envidia, el odio, el rencor, y los malos pensamientos. No todo funciona de maravilla , algunos de nuestros actos no a todos les parece bien, aunque a nosotros nos parezca que es lo mejor que estamos haciendo. Los intereses cuentan mucho, el caso es que si no perjudicas a nadie todo funciona de maravilla, pero si alguien se ve agraviado responderá de la peor manera, aun si eres parte de su familia.
     Hoy quiero agradecer a mis dos familias por lo que me han dado en esta vida, a mi familia de sangre porque han estado ahí desde que nací, por quererme, y por respetar como soy, a mi familia política por aceptarme desde que soy parte de ellos, por darme su apoyo para ser lo que soy, y por considerarme después de tantos años que ya soy parte de ustedes.
     La familia es parte de nosotros mismos, y debemos de luchar por sacarla adelante, porque si ellos son felices nosotros también lo seremos.
     P.D. Viva la familia.   

jueves, 12 de julio de 2018

Legado

     Todos tendremos un final y un espacio que nos cobije para volver a ser parte de lo que siempre somos, porque polvo eres y en polvo te convertirás.
     Pero *haiga sido como haiga sido* nuestro recuerdo y como nos recuerden es lo que cuenta, porque no es lo mismo que te recuerden con amor y cariño, a que solo simplemente te recuerden.
     Todos vamos por la vida tratando de ser el centro de la atención, haciendo hasta lo imposible por dejar huellas por lo que decimos, sin pensar que lo que cuenta son nuestros actos y la forma en que nos llevamos con las personas que nos rodean y que tienen aunque sea un simple roce con nosotros.
     Diariamente vamos formando lo que sera el legado que dejaremos, diariamente tenemos muchas oportunidades de ser excelentes personas o simplemente ser personas que transitan por la calle.
     Hay siempre en la vida dos caminos, uno fácil y el otro difícil, dos formas de ver la vida, con sencillez y tratando de hacer lo que nos parece correcto, y la otra con la idea que somos superiores a los demás y que no importa como hacemos las cosas lo que importa es que sea siempre a nuestro favor, no importa los medios si justifica un logro para nosotros, sin que interese a cuantas personas vamos a dañar, o cuanto daño vamos a causar.
     Nuestro paso por el camino de la vida puede dejar huellas y de nosotros depende que sean profundas o nada mas de las que un soplo las pueda borrar, de nosotros depende que sea un excelente recuerdo o nada mas seamos alguien que paso pero que no recordamos.
     Siempre seremos el mejor ejemplo de alguien, o el no vayas a ser como fulano.
     Hay que tener cuidado cuando transitemos por la vida, no vaya a ser que estemos construyendo lo que sera una tumba abandonada, y mas que nada un recuerdo de quien nadie se acuerda.

martes, 10 de julio de 2018

Nerviosismo

   
     Estar nervioso es algo normal, y lo experimentamos por diferentes motivos, por estar esperando una respuesta en un hospital, en una escuela, en nuestro hogar, o esperando los resultados de una votación, de un examen medico o la tan anhelada fecha de la boda.
     El nerviosismo hace que nuestras manos suden, nuestro corazón lata mas rápido y nuestros pensamientos avancen a mil por hora tratando de encontrar una solución para lo que nos aqueja.
     A veces exageramos en nuestros pronósticos y todo resulta a pedir de boca, pero lo sabemos cuando ya hemos pasado el trago amargo que nos tiene con el alma en un hilo, y sonreímos al pensar en esos tormentosos momentos que han quedado en el pasado y que forman parte de nuestros recuerdos, ya sean amargos o dulzones con sabor a risa.
     No hay una cura para evitar esos momentos, y creo que si los hubiera le quitaría sabor a la vida, porque con esos momentos nos llenamos de vitalidad y sacamos fuerzas de nuestro interior para vencer el miedo a enfrentarnos a lo que no sabemos como sera, sentimos la adrenalina recorrer nuestro cuerpo y nos preparamos para lo que viene, poniendo de nuestra parte todo un cumulo de sensaciones y de acciones que en cualquier otro momento ni siquiera lo imagináramos.
     Hay momentos en la vida que estar nerviosos es lo mejor que nos ocurrirá, como cuando nos preguntan si queremos tomar como esposa a la persona que tenemos al lado, o vemos por primera vez a nuestros hijos, o a nuestros nietos. Resulta interminable los momentos que llenan nuestras vidas con momentos hermosos, son nerviosismos agradables y que alimentan el cumulo de recuerdos que nos acompañaran para toda la vida.
     Sin embrago existen momentos tensos que han marcado también nuestra vida con momentos amargos pero que con el tiempo hemos sabido superarlos, en los cuales también estuvimos nerviosos y al recordarlos todavía nos ponen nerviosos porque han dejado una huella profunda en nuestra forma de ver la realidad de las cosas, porque gracias a ellas hemos tomado decisiones que nos tienen en donde estamos ahora.
     Gracias a que hemos estado nerviosos en algunos momentos de nuestra vida tenemos la experiencia y la sabiduría que nos caracteriza. Así que demos gracias a los nervios que sentimos diariamente, porque nos hacen dar mucho de nosotros mismos.   



























jueves, 5 de julio de 2018

Risa

     La risa es el estimulo mas contagioso que tenemos los seres humanos.
     Reírnos significa que por unos momentos se nos olvidan los problemas, las deudas, el clima, los rencores, las decepciones y muchas pero muchas cosas; reírnos alimenta nuestra alma de las múltiples cosas que nos agobian y aleja la tristeza que pueda estar presente en ese momento en nosotros; reírnos significa que por unos momentos somos felices sin importar lo que traigamos a cuesta, ya sea una gran carga emocional o simplemente el estrés del día.
     Cada vez que nos reímos simplemente alejamos de nuestro alrededor las malas vibras que nos rodean y contagiamos por un momento alegría a los que están cerca de nosotros, o simplemente nos damos un respiro para seguir adelante.
     Fingir que reímos nos hace simplemente ser marionetas, cosas huecas que hacen eco en el espacio en que vivimos, y en los cuales no pertenecemos. La risa fingida es símbolo de hipocresía.
     Cuando escuchamos una risa, estemos donde estemos, es seguro que volveremos el rostro para ver quien ha sido capaz de vencer la monotonía, y en secreto sentir un poco de envidia porque lo ha logrado y nosotros no.
     La risa sincera y que viene del corazón, nos hará algún día, los seres mas felices, cuando aprendamos a reírnos de nuestros errores, de nuestras caídas y sepamos obtener una lección para seguir adelante.
     Simplemente hay que reírnos de esos males que nos aquejan, porque ya hemos llorado suficiente.
   



























martes, 26 de junio de 2018

Vacaciones

     Alejarte de la rutina, divertirte, vivir el momento y dejar que el mundo ruede, es parte de la definición que tenemos de lo que son las vacaciones.
     No todos tenemos la fortuna de aprovechar así el tiempo libre, algunos utilizan de diferente manera, tal vez porque existen prioridades que debemos llevar a cabo, ya sea dándole una manita de gato a la casa porque le falta pintura, una repellada a las paredes, limpieza a fondo y muchos consiguiendo un trabajo mas porque es necesario una entrada extra de dinero para solventar las necesidades que se acumulan por diferentes causas.
     Pero si se puede alejarse del tedio y aprovechar un poco para relajarse, llenarse de energía para continuar luchando y salir adelante con los retos que están por venir, es reconfortante porque te dan nuevos bríos para no deprimirte y no tirar la toalla porque ya no puedes mas.
     Las vacaciones son momentos felices, y debes de tener presente que es la recompensa de todo lo que haz hecho para merecerlo, desde haberte aguantado las ganas de una buena comida, estrenar un pantalón nuevo, o caminar en lugar de agarrar un taxi, hasta esconderte de los cobradores de electra, de coppel y de quien sabe cuantos cobradores o meterte en la tanda de la comadre para poder contar con un poquito de lo mucho que mereces.
     En caso de que no seas como la mayoría, y cuentes con la solvencia económica suficiente, disfruta tus vacaciones y empapate la memoria con la delicias que puedas disfrutar, una tarde en la playa, una caminata en los centros comerciales, disfrutar una buena película, un buen restaurante, un buen hotel, o lo que te parezca mejor que se pueda comprar con dinero.
     Vacaciones divino tesoro que es necesario disfrutar.



























sábado, 23 de junio de 2018

Amor Filial.

     Cada que veo una muestra del amor de un hijo hacia su madre, siento diferentes sentimientos, desde tristeza, alegría, amor, resentimiento, coraje,ilusión y mucha ternura.
     Yo siento que le demostré a mi madre, a mi manera, que la quise mucho, que fue un pilar importante en mi vida, y aunque no lo supo, que sus enseñanzas fueron lo que hoy forman mi carácter y mi manera de ver y de comprender como debía ir por la vida para conquistarla y para ser feliz.
     Hoy veo diferente la forma de expresar el amor filial, tal vez porque la vida ha cambiado sus estándares para medir el cariño y el amor que debe uno profesar a nuestros padres. Ya todo es diferente y es cosa sin importancia decirle a nuestra madre que por favor no se meta en nuestra vida, que se ubique, poooor faaaavoooor, que comprenda que son otros tiempos y que debemos darle su espacio.
     Aun así se que existen momentos en que a pesar de sentirnos tan independientes nos encanta y nos reconforta estar cobijados en los brazos de nuestra madre, y son esos momentos cuando en realidad nos sentimos tan fuertes que no nos importan ni nos interesan todos los problemas que existen allá afuera de los brazos de la que nos dio el ser.
     Creo que tienen que pasar demasiados años, o siglos para olvidarnos de que el amor mas grande es el que existe entre una madre y su hijo, y también el que profesa un buen hijo hacia su madre. Aunque hayan actos en ambas partes que son la excepción a la regla.





martes, 19 de junio de 2018

Comida

     Cuando hablamos de comida a todos se nos hace agua la boca, si o no?
     Y es que la comida sea de ricos o de pobres, nos hace sentir bien. Ya sea que usemos todos los tenedores disponibles o lo comamos usando todos los dedos disponibles, es cuestión de ubicarnos en que lugar nos encontremos, pero de todos modos lo vamos a disfrutar.
     El olor de la comida nos deleita y nos hace recordar que llueva, truene o relampaguee, tenemos que comer, porque ya lo dice el viejo y conocido refrán: A todo se acostumbra uno menos a no comer. Y vamos por la vida probando el sazón de las personas que nos dan de comer, ya sea por que es nuestra madre, nuestra hermana, nuestra tía, nuestra abuela, o la señora que vive en nuestra vecindad y le da pena vernos con la cara de hambre porque no tenemos trabajo,  o porque hemos empeñado nuestras vidas en sus manos y es nuestra esposa. La comida es en nuestras vidas lo mas importe para que podamos ir por el mundo satisfechos y con ganas de salir adelante.
     Y hoy al preparar los hot dogs para la cena y disfrutar el olor de las salchichas y el tocino vino a mi mente el recuerdo de mis trigliceridos y el colesterol y me sentí a gusto cocinándolos para que mis hijos lo disfrutaran